Navegando mares y descubriendo mundos de tinta.

lunes, 13 de junio de 2016

Hablemos de: Los Diálogos


¡Hola! Como ya les expliqué lo de la Semana del Escritor, me encantaría empezar con los diálogos que son una parte importante a la hora de hacer una historia.
El diálogo es la conversación entre los personajes de la historia, es aquella que se lleva como cualquier platica que tengamos, pues es lo que mayormente nos lleva a problemas, discusiones que ocurren a lo largo de la historia. Una de las mejores formas de interpretar o crear diálogo es crearla como si nosotros fuéramos aquellos personajes que están conversando. Como si fuera una conversación de la vida real.

¿Cómo creo los diálogos?

Antes de empezar a crear los diálogos tenemos que saber lo siguiente:
  • Conocer a tu personaje.
Tenemos cómo es nuestro personaje y su personalidad, pues no podemos hacer que un personaje este feliz de un momento, le digan "hola" y se ponga enojón. Por ejemplo, si nuestro personaje usualmente está feliz pues hay que mostrar esa alegría... En pocas palabras es como darle voz a nuestro personaje, y saber su edad, su léxico (ésto es importante debido a la edad, pues no podemos hacer que un niño de diez años se agarre a hacerle de filosofo y hablar sobre la existencia), edad y educación.

Y además de eso hay que saber, obviamente la estructura de los diálogos.

¿Cómo es la estructura de los diálogos?

Gabriel: María, te amo.
Dijo Gabriel mirándola.
Maria: Pero yo a ti no.
Contestó.

¿Ven? Ésto está por mucho mal, bueno al menos si queremos hacer una novela. ¿Por qué está mal, bueno, además de que no es correcto, el lector siempre se va a cansar de leer esto porque casi núnca lleva a nada por el hecho de que no podemos ver que es lo que está haciendo.
La estructura general de un diálogo sería algo así:

—María, te amo. —dijo Gabriel mirándola.
—Pero yo a ti no —contestó.

Así es como se escribe un buen diálogo. Hay muchas veces en las que leo en Wattpad que los diálogos se desarrollan con "-" el guión mas es incorrecto, pero bueno, muchos no sabíamos como se hacía en una computadora el "—", bueno aquí un truco. Presiona la tecla alt + 0151 y nunca va a haber espacio entre la raya y el texto. Aquí pondré unos ejemplos para que no  te pierdas.

- Hans, mírame -dijo ella lastimera- No puedo estar sin ti.
- Lo siento -contestó él- Pero no.

Claramente los diálogos están mal, como ya explique jamás usaremos el guión (-) ni dejaremos espacio. Tampoco vamos a empezar con mayúsculas después del guión a menos que sea el primero.

—Hans, mírame —dijo ella lastimera—. No puedo estar sin ti.
—Lo siento —contestó él—, pero no.

Bien aquí como notan podemos usar signos para seguir después del pequeño apartado para las acciones.

—Hans, por favor.
—Lo siento pero tengo que irme. —Hans tomó su maleta con la mano derecha, mientras que con la mano derecha se acomodó el cabello como lo hacía siempre. Siempre hacía eso, lo de acomodarse el cabello, siempre y en cualquier momento lo hacía.

Tampoco te pases con las explicaciones, sólo utiliza las necesarias, no queremos que un diálogo tarde cinco párrafos para que nada más diga "Hola", es algo que hay que tener control.

Los "Dijo"

Es usual que al comenzar los utilicemos mucho, pero hay veces en las que cansa hacerlo o leerlo, no podemos estar todo el libro con "dijos", tenemos que usar otras cosas como "preguntó" "respondió", tenemos que variar pues el lector siempre se cansará de leerlo además de que muestra menos profesionalismo de nuestra parte como escritores.

¿Cómo estás? Yo bien. ¿Tu madre cómo está?

No hagas que los diálogos sean tan largos e innecesarios, utiliza debidamente el diálogo pues recuerda que con éstos la historia irá avanzando, un ejemplo:
Digamos que estás en una escena en donde tu personaje está en medio de un incendio y tiene que huir, pero se encuentra dentro de una habitación, que se está cayendo a pedazos por el fuego, con un amigo y se ponen a hablar de sus madres, además de rídiculo es por mucho lo peor.

—¡Corre, hay que huir! —gritó mientras se acercaba a Charles.
—Hola, ¿cómo estás? Yo muy bien —dijo Charles.
—Muy bien, gracias. ¿Tu madre cómo está?

Creo que con esto he terminado, espero y les haya servido de algo, y sino te recomiendo ver los siguientes post's de Literautas y de Tinta al Sol en donde hablan más sobre los diálogos, su estructura y cómo deben ser creados correctamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Mundos de Tinta | Powered by Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com